Proceso de elaboración de la mermelada

En el proceso de elaboración de la mermelada es necesario seguir una serie de operaciones para garantizar su calidad y conservación.

Últimamente, algunos métodos provenientes del mundo de la repostería se han incorporado indebidamente al proceso de la mermelada artesanal.
Esto causa confusión y es necesario que tengas los conceptos claros.

Antes de que profundices en las operaciones necesarias para hacer mermeladas, es necesario que definas el tipo de producto que quieres obtener.

Si vas a preparar una pequeña cantidad de mermelada para consumir de inmediato, será suficiente que sigas alguna de las numerosas recetas disponibles en libros o en internet.
Pero si tu intención es hacerlas para conservar o quieres crear un negocio de mermeladas, en este artículo te explicaré el proceso para elaborar mermelada, desde la selección de la fruta hasta el adecuado almacenamiento del producto.

Proceso de la mermelada

El proceso de elaboración de mermelada comprende tres etapas.

La primera etapa reúne un conjunto de operaciones que se realizan antes de añadir el azúcar a la fruta.
Aquí tenemos:

  • Compra de materias primas (ingredientes y envases)
  • Selección y pesado de la fruta
  • Lavado
  • Obtención de la pulpa
  • Cálculo de los ingredientes
  • Precocción de la fruta

La segunda etapa ocurre después de que la pulpa de la fruta se mezcla con el azúcar.

En esta fase también se agregan los demás ingredientes y se realiza la cocción hasta llegar a la concentración de azúcares óptima y se obtiene la mermelada.

Finalmente, la tercera etapa agrupa las operaciones necesarias previas y posteriores al envasado del producto terminado, como son:

  • Trasvase
  • Envasado
  • Enfriado
  • Control de calidad
  • Etiquetado
  • Almacenamiento

Diagrama del proceso de elaboración de mermelada

En el diagrama de flujo se muestran las operaciones mencionadas y que conforman el proceso de elaboración de la mermelada artesanal.

En líneas punteadas puedes ver las 3 etapas que agrupan las acciones productivas y que se deben realizar en ambientes independientes.

El gráfico también muestra los diferentes controles que debes realizar a efectos de conseguir un producto de calidad y que se tratarán en detalle en otros artículos de este sitio web.

El diagrama muestra la secuencia habitual de las operaciones y controles del proceso productivo de la mermelada, no obstante en ciertos casos pueden darse algunas variaciones.

Diagrama de flujo

proceso de elaboración de la mermelada

Compra de materias primas

El primer paso en el proceso de elaboración de la mermelada pasa por la adquisición de la fruta, ingredientes y envases.
Aunque parezca una acción bastante sencilla, algunos errores en este punto inicial pueden ocasionar problemas en el producto terminado, por ello te dejo algunas recomendaciones:

  • Compra fruta de buena calidad. Reducirás el desperdicio y la mano de obra, lo cual te permitirá menores costos de producción.
  • Antes de comprar, verifica que el azúcar esté limpio y seco.
  • Los aditivos (ácido cítrico, pectina y conservantes) es recomendable comprarlos en recipientes sellados.
  • Es importante que compres los frascos y tapas directamente al fabricante o en un distribuidor autorizado.

Todas las materias primas y envases deben almacenarse en lugares protegidos de contaminación y que garanticen su adecuada conservación.

Selección y pesado de la fruta

La calidad del producto terminado depende en gran parte de la calidad de la fruta que se utiliza en su elaboración.

En la tarea de selección se eliminan las frutas en mal estado o que estén en un punto de maduración no deseado.
Asimismo, en el caso de frutas dañadas o con manchas, se retiran aquellas porciones afectadas para aprovechar las partes en buen estado.

Terminada la selección se procede al pesado con el fin de determinar el rendimiento entre la cantidad de fruta comprada y la cantidad de fruta adecuada para la elaboración de la mermelada.
Este rendimiento es un dato interesante que deberías anotar a fin de optimizar tus futuras compras.

Lavado

El lavado se realiza con el objeto de eliminar suciedad y partículas extrañas adheridas a las frutas.

La fruta debe ser lavada con agua potable de forma adecuada según su forma y textura.
El lavado de la fruta se puede realizar por inmersión, aspersión o una combinación de ambos métodos.

Obtención de la pulpa

Es la operación más variable y su ejecución varía según el tipo de fruta
El objetivo de esta operación es eliminar de la fruta todo elemento no comestible o no deseado en la mermelada.

La pulpa es aquella parte de la fruta que se empleará directamente para elaborar la mermelada.
Según sea el caso, es el fruto sin piel, corteza, semillas, pepitas y similares, que puede estar cortado en trozos o triturado, pero no reducido a puré.
Se utilizará como base en el proceso de elaboración de la mermelada y a menudo se le llama simplemente fruta.

En producciones pequeñas la forma habitual de eliminar las cáscaras, semillas, fibras o tallos de las frutas es artesanal, empleando cuchillos o utensilios manuales.
En procesos de producción de mermelada más tecnificados se utilizan pulpeadoras o picadoras industriales.

En ciertas frutas, debido a su textura específica y/o para prevenir cambios indeseables de color, es necesario aplicar una cocción previa para obtener la pulpa.

Después de obtener la pulpa debes controlar el peso resultante, es un dato de vital importancia para seguir con el proceso de elaboración.

Cálculo de los ingredientes

El azúcar se calcula en función del peso de la pulpa obtenida en la operación anterior, lo recomendable es usar una proporción entre 800 gramos a 1 kilo de azúcar por kilo de fruta.
Esta proporción no es una regla, la cantidad de azúcar por kilo de fruta puede variar y depende de cada fabricante.

De la acidez de la pulpa y su contenido de pectina se calculan las cantidades de ácido cítrico y pectina extra que deberán añadirse en el proceso de elaboración.

En caso de usar algún conservante, la cantidad se calcula en función del rendimiento teórico de la mermelada, el cual se puede determinar a partir del peso de la pulpa y del azúcar.

Pre cocción de la fruta

Consiste en realizar una cocción lenta de la fruta antes de agregar el azúcar, esto tiene por finalidad:

  • Ablandar los trozos de fruta, en caso de que los hubiese, para que no queden correosos en el producto terminado.
  • Favorecer la evaporación de parte del agua natural de la fruta.
  • Conseguir que en el proceso de la mermelada, la mezcla de fruta y azúcar no esté expuesta al calor por demasiado tiempo.

Cocción de la mermelada

En esta etapa se agrega el azúcar a la fruta caliente y se cocina la mezcla a fuego medio-alto, removiendo constantemente para facilitar la evaporación.
Es recomendable añadir el azúcar en dos partes y no toda junta desde el principio.

En pequeñas producciones esta operación se realiza utilizando cocinas y ollas de fondo grueso.
En casos de mayor producción suelen utilizarse marmitas con agitador.

En cuanto a los demás ingredientes, también se incorporan en esta parte del proceso de la mermelada.
Casi siempre, el ácido cítrico se agrega al inicio y la pectina extra al final.

La cocción se da por finalizada en el momento que se consigue la concentración de azúcares adecuada.
Existen varios métodos para medir dicha concentración, pero el único fiable y el que te recomiendo es la lectura refractométrica.

Al tiempo transcurrido entre la adición de la primera parte del azúcar y el punto final de la mermelada, se le conoce como tiempo de cocción, y es un factor fundamental que debes controlar para conseguir un producto de alta calidad.

Trasvase

Una vez que se ha alcanzado la concentración de azúcares adecuada, la mermelada se retira del fuego y se trasvasa del recipiente de cocción hacia otro recipiente a temperatura ambiente.

De esta forma se evita una sobre cocción de la mermelada a causa del calor retenido, situación que puede generar problemas de calidad como oscurecimiento del color o cristalización del azúcar.

Durante el trasvase, se permite que la mermelada repose brevemente, facilitando la eliminación de espuma o impurezas antes del envasado.
Este reposo es particularmente importante cuando se trata de mermeladas de cítricos o de frutas en trozos, ya que ayuda a evitar que los fragmentos de fruta floten en la conserva final.

Envasado

El envasado es una operación de suma importancia en el proceso productivo de la mermelada, ya que de su correcta ejecución dependerá en gran medida la conservación de la mermelada.

Aunque lo más habitual es envasar la mermelada en frascos de cristal con tapas metálicas, también se emplean otros tipos de envases.
Los envases siempre deben estar limpios y secos.
En el caso de usar frascos de cristal, la mermelada debe envasarse lo más caliente posible, siempre a una temperatura superior a los 85°C por las siguientes razones:

  • Por encima de dicha temperatura, la mermelada tiene bastante fluidez, lo cual facilita el llenado.
  • Envasar en caliente permite la formación de un cierre hermético una vez que se enfrían los frascos.
  • El producto por encima de 85ºC elimina la necesidad de esterilizar previamente los frascos con el consiguiente ahorro de tiempo y energía.

Durante el envasado, se llena el frasco hasta unos 3 a 5 mm del borde e inmediatamente se coloca y ajusta la tapa.

En las producciones de mermelada más industrializadas, se utilizan equipos de llenado y enfriamiento especializados, mientras que en aquellas más artesanales, se emplean jarras o embudos para facilitar el llenado sin derrames.

Enfriamiento

Una vez envasado, es necesario disponer el producto de manera que se favorezca su enfriamiento.
El enfriamiento rápido es necesario para garantizar la calidad de la mermelada y asegurar la formación del cierre hermético del envase, también conocido como cierre al vacío.

Control de calidad

Cuando la mermelada envasada se encuentre a temperatura ambiente y haya reposado un mínimo de 12 horas, es conveniente evaluar su calidad antes de almacenarla o venderla.

Cada elaborador tiene sus propios estándares de calidad, pero en general, antes de considerar una mermelada como apta, se deben analizar los siguientes aspectos:

  • Propiedades organolépticas (color, sabor, textura y aroma).
  • Contenido de sólidos solubles
  • Valor de pH o acidez
  • Control del porcentaje de azúcar invertido

Etiquetado

Si la calidad de la mermelada es la adecuada, se procede al etiquetado del producto.

En el caso de las mermeladas comerciales el etiquetado debe incluir toda la información sobre el producto y se realizará de acuerdo a la normativa vigente nacional.
Si la mermelada es para consumo propio es recomendable pegar alguna etiqueta donde se muestre la fecha de elaboración.

Antes de etiquetar, es conveniente revisar que los frascos no contengan restos de mermelada que pudieran haberse adherido durante el envasado.
En caso de encontrarlos, se deben limpiar adecuadamente para garantizar un óptimo pegado de las etiquetas.

Almacenamiento

La exposición a la luz provoca cambios de color en la mermelada, por lo cual debe almacenarse en cajas o sitios oscuros.

Adicionalmente, el producto terminado debe almacenarse en un lugar fresco, seco y ventilado para garantizar su buen estado hasta el momento de su comercialización o consumo.

Otras operaciones

Como te he comentado al inicio de este artículo hay algunas prácticas de repostería que se aplican indebidamente en el proceso de la mermelada.
Las más habituales son la maceración de la fruta y la esterilización de la mermelada envasada.

Maceración de la fruta

La maceración de la fruta con azúcar como paso previo a la cocción implica agregar azúcar desde el inicio del proceso de elaboración, lo cual es perjudicial para la calidad de la mermelada.
El añadido de azúcar deshidrata y endurece la fruta, por lo que la maceración solo estaría justificada si se desea mantener frutas pequeñas enteras o trozos de fruta en el producto final.

Esterilización de la mermelada envasada

Después de ser envasada, es necesario que la mermelada se enfríe rápidamente para conseguir un producto de alta calidad. Someter el producto a un nuevo calentamiento con el objetivo de esterilizarlo no es aconsejable.

Las nuevas tendencias de consumo y los cambios en las denominaciones legales de productos relacionados directamente con las mermeladas han causado cierta confusión.

Sin entrar aquí en mayores detalles, la regla más clara que puedes aplicar es la siguiente:
A efectos prácticos, un producto elaborado principalmente con fruta y azúcar, con una concentración de sólidos mayor a 60 grados Brix no requiere esterilización si se envasa por encima de los 85ºC en un envase limpio y seco.
Esto es válido independiente de si el producto se denomina confitura, mermelada, marmalade o jalea.

Higiene y seguridad alimentaria

La higiene y seguridad alimentaria son aspectos fundamentales que debes tener en cuenta en el proceso de elaboración de mermeladas.
Es esencial que tanto las personas encargadas de la elaboración como las instalaciones donde se elabora la mermelada cumplan con las buenas prácticas de higiene y manufactura.

En el caso de la producción de mermeladas comerciales, es importante capacitar a los trabajadores sobre la importancia y correcta ejecución de estas prácticas, así como llevar un seguimiento regular para asegurarse de que se estén aplicando correctamente.
Aquí te dejo un enlace a una Guía válida para España, pero si no aplica a tu caso, busca información específica para tu país.

Además, las instalaciones de las plantas o talleres de elaboración de mermeladas deben cumplir con los requisitos establecidos por las autoridades sanitarias.
Por tanto, es imprescindible consultar y cumplir con la legalidad específica de cada país y las regulaciones locales en materia de seguridad alimentaria.

¿Te gustaría recibir más contenido como este y de forma totalmente gratuita?

Suscríbete a la Mermeleter

La Mermeleter es un boletín que recibirás semanalmente con información sobre elaboración y comercialización de mermeladas.
Como suscriptor tendrás acceso exclusivo a consejos, tips, soporte a consultas y mucho más.

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Andrés Lindow
  • Finalidad: Envío de correos electrónicos
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso
  • Destinatario: Sumo Group Inc. haciendo negocios como SendFox
  • Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.

Espero que esta información sobre el proceso de elaboración de la mermelada te haya sido útil.
Si tienes alguna duda o experiencia que quieras compartir, puedes hacerlo en la sección de comentarios a continuación. 😊

Experto en elaboración de mermeladas

Artículo escrito por:

Andrés Lindow

Durante 20 años, me dediqué a la producción y venta de mermeladas artesanales, transformando mi pequeño negocio en una próspera industria.
En mermeladas.net compartiré contigo mis conocimientos y toda mi experiencia.

 

4 Comentarios

  1. Mónica

    Hace unos años he comenzado a elaborar mermeladas y estoy pensando en hacer crecer mi emprendimiento, acá en Argentina estamos atravesando una situación económica muy complicada y esto dificulta cualquier proceso, ampliar mi producción es mi proyecto espero poder lograrlo. Siempre saco algo positivo de tus mensajes. Gracias por compartir tus saberes.

    Responder
    • Andrés Lindow

      Me alegra saber que mis mensajes son útiles. Esa es la idea con mermeladas.net 😉 ¡Éxitos!

  2. Eva

    Muchísimas gracias, nuevamente…Más que interesantes y profesionales tus consideraciones.

    Responder
  3. Atilio Ferreira

    Gracias Andrés por tus consejos estoy incursionando producción de mermelada para la venta y mucho de lo que estoy implementando lo e tomado de tus consejos gracias nuevamente y saludos de Argentina!!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Andrés Lindow
  • Finalidad: Gestionar y moderar los comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso
  • Destinatario: Los datos quedarán almacenados en los servidores de Webempresa S.L. ubicada en España.
  • Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.