Elaborar mermeladas caseras es una estupenda opción para aprovechar las frutas de temporada o los excedentes del huerto.
Hay una amplia variedad de recetas que puedes adaptar a tus preferencias y para llevarlas a cabo no necesitarás más que los utensilios comunes que usas diariamente en tu cocina.

Sin embargo, si deseas comenzar a hacer mermeladas para conservar o quizá para emprender un negocio más adelante, será fundamental disponer de ciertos elementos específicos que te permitirán realizar ciertos controles básicos en el proceso de elaboración de mermelada.
Al iniciar este camino y mientras vas adquiriendo conocimientos, es imprescindible tener a tu disposición ciertos utensilios esenciales.

A continuación, te presento cinco de estos elementos que considero básicos y sin los cuales será muy difícil que puedas desarrollar una técnica sólida para la elaboración y conservación de mermeladas.

1. Balanza

Si te estás tomando en serio la elaboración de mermeladas, es importante que dejes atrás las mediciones en tazas, cucharadas, pizcas y medidas similares.
En los países de habla hispana, las unidades estándar de peso son el kilo y el gramo.

Mantener un preciso control del peso de los ingredientes es esencial para lograr las proporciones correctas, y para esto, contar con una balanza resulta fundamental.
Lo óptimo sería disponer de dos tipos de balanzas:

Balanza de cocina

Este utensilio es fundamental para medir de forma precisa el peso de ingredientes como las frutas y el azúcar, de forma tal que puedas comenzar la elaboración de la mermelada con las proporciones adecuadas.
Además, una balanza te permitirá conocer el peso exacto de la mermelada producida, un dato esencial para el control de calidad que a menudo se pasa por alto.

Te recomiendo optar por una balanza mecánica que incluya un sistema de tara sencillo.
La función de tara en una balanza te permite restar el peso de los recipientes de manera rápida y sencilla, lo cual resulta sumamente práctico para hacer comprobaciones durante el proceso de elaboración de la mermelada.

balanza de cocina

Balanza de precisión

Esta balanza complementa a la mencionada anteriormente y resulta especialmente útil para pesar con precisión ingredientes que se emplean en cantidades reducidas, como la pectina, el ácido cítrico u algún otro aditivo.

A diferencia de la balanza de cocina, te sugiero optar por una balanza de precisión que sea digital, ya que ofrece mayor fiabilidad y rapidez al momento de pesar.

2. Jarra medidora

Una jarra medidora resulta indispensable para medir ingredientes líquidos en litros o mililitros.
Es importante entender la diferencia entre el peso y el volumen, ya que son magnitudes distintas y, por lo tanto, requieren métodos de medición diferentes.
Un litro y un kilo solo son equivalentes en el caso del agua; para cualquier otra sustancia, estas medidas son diferentes.

En la elaboración de mermeladas, es frecuente emplear agua, pectina líquida o jugo de limón.
Con una jarra medidora, podrás calcular de forma exacta el volumen de estos ingredientes, asegurándote así de incorporar las cantidades adecuadas en el proceso de elaboración.

jarra medidora

3. Papel para medir pH

El pH es la forma más sencilla de medir la acidez de una sustancia.
Para conseguir una mermelada de calidad, es esencial contar con una acidez óptima que es cuando el pH está entre 3,0 y 3,5.
Lograr esto implica realizar ajustes en la acidez natural de la fruta agregando ácido cítrico (o jugo de limón).
Si careces de un método para medir la acidez, te resultará imposible efectuar estos ajustes de manera adecuada.

El papel para medir el pH o papel tornasol es una forma simple y económica para medir la acidez.
Se trata de unas tiras de papel que cambian de color al entrar en contacto con el alimento, en este caso, la fruta.
El color resultante se compara con un patrón de colores proporcionado por el fabricante, lo que permite estimar aproximadamente el valor del pH.

Aunque no es el método más preciso para medir el pH, el empleo de papel tornasol es una forma válida para controlar la acidez, especialmente si estás comenzando en la elaboración de mermeladas.

papel medir pH

4. Temporizador

A lo largo del proceso de elaboración de la mermelada, existen diversas operaciones en las que es esencial controlar el tiempo para lograr una estandarización adecuada.
En tales situaciones, un temporizador o timer resulta de gran utilidad.

A pesar de que la mayoría de los teléfonos móviles incorporan esta función, te recomiendo optar por un temporizador mecánico que puedas ajustar manualmente según el tiempo requerido.

El temporizador te permitirá controlar el tiempo de cocción, un factor clave en la elaboración de mermeladas que puede afectar directamente su textura final, su sabor y su durabilidad, minimizando el riesgo de una cocción excesiva o insuficiente.
Además, este accesorio te permitirá controlar el tiempo de precocción de la fruta.

En resumen, es un utensilio esencial y especialmente útil si estás comenzando a elaborar mermeladas.

temporizador

5. Termómetro

El control de la temperatura de ebullición de la mermelada es el método más simple de controlar la concentración de la mermelada.

Un termómetro te permitirá saber con relativa exactitud cuándo terminar la cocción.⁣⁣
El seguimiento de la temperatura durante la cocción de la mermelada es crucial para obtener un producto final de calidad.

A medida que se cocina la mermelada, la concentración de azúcares aumenta, lo que eleva el punto de ebullición.
Un termómetro ayuda a tener controlado este proceso y a determinar el momento preciso para detener la cocción, asegurando así una mermelada con la concentración de azúcares adecuada.

Los termómetros de columna no son recomendables debido a su demora en mostrar la temperatura y a la dificultad para leerlos con el vapor de la cocción.
Te sugiero considerar la adquisición de un termómetro digital que incluya una pantalla de alta visibilidad para facilitar la lectura de la temperatura de manera sencilla.

termómetro

¿Te gustaría recibir más contenido como este y de forma totalmente gratuita?

Suscríbete a la Mermeleter

La Mermeleter es un boletín que recibirás semanalmente con información sobre elaboración y comercialización de mermeladas.
Como suscriptor tendrás acceso exclusivo a consejos, tips, soporte a consultas y mucho más.

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Andrés Lindow
  • Finalidad: Envío de correos electrónicos
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso
  • Destinatario: Sumo Group Inc. haciendo negocios como SendFox
  • Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.

Conclusiones finales

Estos cinco utensilios esenciales son los que considero fundamentales y te recomiendo adquirir si estás interesado en comenzar a elaborar mermeladas para conservar o con miras a emprender un negocio.
Utilizados adecuadamente, te permitirán estandarizar tus procesos, prevenir posibles defectos y obtener mermeladas de alta calidad.

Aunque no son suficientes para alcanzar el nivel máximo de elaboración, te permitirán tener un control mínimo sin invertir mucho dinero mientras ganas experiencia y perfeccionas tu técnica.

Espero que encuentres útiles mis recomendaciones. Si tienes alguna consulta sobre el uso de alguno de los utensilios mencionados en este artículo, no dudes en dejar tu pregunta en los comentarios.
Estaré encantado de ayudarte.

Experto en elaboración de mermeladas

Artículo escrito por:

Andrés Lindow

Durante 20 años, me dediqué a la producción y venta de mermeladas artesanales, transformando mi pequeño negocio en una próspera industria.
En mermeladas.net compartiré contigo mis conocimientos y toda mi experiencia.